Inicio / Relaciones Internacionales / Opinión / Cumbre OTAN Varsovia 2016. ¿Vuelve la Guerra Fría?

Cumbre OTAN Varsovia 2016. ¿Vuelve la Guerra Fría?

Entre 6 al 9 de Julio de 2016, se ha celebrado la Cumbre de Varsovia de la OTAN. Esta ha sido una cumbre de nivel de Jefes de Estado y de Gobierno de las naciones pertenecientes a la Alianza Atlántica, que se celebra cada dos años. No obstante, esta vez su importancia ha sido “crucial”, como así la calificara el Secretario General en su convocatoria el pasado año (1) . En esta línea, muchos medios de información occidentales la han calificado como la más importante desde el final de la “Guerra Fría”.
Nada fue dejado al azar, pues la elección de Varsovia ha constituido un ejercicio de determinación, frente a una “agresiva” Rusia, que vuelve a interesarse por su antiguo centro de gravedad, desaparecido bajo los escombros del Muro de Berlín. No en vano, en esta misma ciudad, hace 61 años, se firmó el Pacto de Varsovia entre la Unión Soviética y las naciones europeas, absorbidas por lo que se llamó entonces el bloque comunista. También ha sido una demostración de apoyo para aquellos países de la OTAN que constituyen la “primera línea de defensa” en el flanco este de Europa, en este momento decisivo para la seguridad de la Alianza.
Esta es la primera cumbre que se celebra en Polonia, y la primera que está presidida por el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenber, quien asumió el cargo en octubre de 2014. Además, viene precedida por la tensión existente con Rusia, que se podría resumir en los siguientes hitos, que ya figuran como puntos de inflexión de la geopolítica y la reciente:
– La intervención rusa en Ucrania en abril de 2014.- La Cumbre de Gales de la OTAN en septiembre de 2014.- Los Acuerdos de Minsk firmados por Rusia, Ucrania, Alemania y Francia el 12 de febrero de 2015.- La reunión del Consejo OTAN-Rusia (NRC), el pasado 20 de abril de 2016.
En relación a este último punto, hay que destacar que esta reunión del NRC (2) se realizó más de dos años después de la última. Las reuniones del NRC están presididas por el Secretario General de la OTAN, y se realizaban al menos una vez al mes a nivel de embajadores y agregados militares y dos veces al año a nivel de Ministros de Defensa, Exteriores y Jefes de Estado Mayor.
Desde la intervención de Rusia en Ucrania, la Alianza suspendió todo tipo de cooperación con la Federación de Rusia, incluido el NRC en la forma en la que se venía desarrollando. Desde entonces, no se había realizado ningún tipo de reunión, y las relaciones entre la OTAN y Rusia habían ido deteriorándose en una nueva versión de “Guerra Fría”.A pesar del esperanzador consejo, las posiciones han seguido siendo firmes y antagónicas, y a la cada vez más violenta retórica rusa, la Alianza ha seguido con su relativa firmeza y su “hoja de ruta” emanada de la anterior cumbre, llevada a cabo en Gales del 4 al 5 de septiembre de 2014 (3).
En relación a esta agenda, se han ido desarrollando grandes ejercicios militares multinacionales, siendo los más importantes el TRIDENT JUNCTURE, del que España fue nación “anfitriona” en octubre-noviembre de 2015, y el “polémico” BRILLIANT JUMP hace pocos días en Polonia, a escasos kilómetros de la frontera rusa, y que fue contestado con mucha agresividad diplomática por parte de las autoridades de la Federación.La fase “Deployex”, que fue la que se realizó en Polonia del 17 al 27 de mayo de este año, ha sido el primero de una serie de cuatro ejercicios con amplia participación internacional, diseñados para probar el concepto OTAN de “Plan de Acción Preparatoria” (Readiness Action Plan –RAP-), y para preparar los elementos centrales de la estructura de Mando de la OTAN y varios de sus Cuarteles Generales en Europa. La novedad ha sido el lugar elegido para el desarrollo del mismo que, en combinación con el Ejercicio SABER STRIKE 16 realizado en el Báltico, ha provocado el nerviosismo ruso, ofreciendo titulares del estilo “Ejercicios de la OTAN en la frontera de Rusia: ¿Están realmente locos?”.
Desarrollo de la Cumbre
Durante la celebración de la Cumbre de Varsovia, además de las relaciones con Rusia, se han tratado otra serie de temas de interés para la Alianza conformando una ambiciosa agenda, estructurada en 4 grandes bloques:
– La protección de los ciudadanos de la Alianza.- La protección de la estabilidad más allá de las fronteras de la OTAN.- Cooperación con la Unión Europea.- Los valores compartidos de la Alianza.
En la declaración conjunta aprobada en la cumbre (5), se desarrolla la posición de la Alianza sobre los asuntos tratados en cada área, destacando la postura común ante el terrorismo del DAESH, reconociendo la necesidad de un gobierno legítimo en Siria para la lucha efectiva contra el terrorismo. En relación a este tema, se condenan los incumplimientos del acuerdo de cese de hostilidades (COH) por parte del gobierno sirio.
La Alianza da la bienvenida a Montenegro como miembro número veintinueve de la OTAN, y se reafirma en la necesidad de ampliar los presupuestos de defensa de sus miembros hasta un mínimo del 2% del PIB, como ya se estableció en Gales, para hacer frente a los nuevos escenarios y desafíos y para asegurar la capacidad de despliegue y el sostenimiento de los contingentes en operaciones. También se declara la “Capacidad Operativa Inicial” (IOC) de la Defensa contra Misiles Balísticos (BMD), se condenan las pruebas nucleares de Corea del Norte, se habla de Ciberdefensa, del control de armas, convencionales y de destrucción masiva (WMD), de lucha contra el terrorismo, de la protección de los civiles en los conflictos, del “empoderamiento” de la mujer en la OTAN, de la Industria de Defensa, de los AWACS, de “Smart Defence”, de “Pooling and Sharing”, del apoyo a Georgia, Irak, Jordania y Moldavia en la Construcción de Capacidades en Seguridad y Defensa (DCB), de los diferentes “partenariados” que se han establecido entre la OTAN y otros países del entorno y de la cooperación con otras organizaciones internacionales como la UE, la OSCE y la Unión Africana.En relación a Afganistán, se prolonga hasta 2020 la operación “Resolute Support” de apoyo a las instituciones y a las fuerzas de seguridad y defensa afganas. También se declara la terminación, a finales de 2016, de la misión “Ocean Shield” contra la piratería en las costas de Somalia, así como la transición de la operación “Active Endeavour” contra el terrorismo en el Mediterráneo, de una operación “artículo 5” a otra “no artículo 5”, llamada “Sea Guardian” para el mantenimiento de la seguridad en la zona.
Especialmente dura ha sido la condena de las acciones rusas en Ucrania: “We strongly condemn Russia’s aggressive actions against Ukraine” y a su continua violación de la legalidad internacional, lo que también tiene serias implicaciones en la seguridad y estabilidad de la zona euroatlántica. Asimismo, en la declaración conjunta de la Comisión OTAN-Ucrania (6) se dice que, a pesar de los reiterados llamamientos de la Alianza y de la Comunidad Internacional, “Rusia ha continuado con acciones agresivas para el debilitamiento de la soberanía, integridad territorial y seguridad de Ucrania” (7).
El 9 de julio, el presidente Barack Obama anunció en rueda de prensa la aprobación de un paquete de medidas de asistencia destinadas al fortalecimiento militar ucraniano, el Comprehensive Assistance Package (PAC), e intercambió puntos de vista sobre su situación de seguridad. El objetivo del PAC es consolidar y mejorar la asistencia de la OTAN, destinada a ayudar a Ucrania, para ser más “resiliente”, proporcionarle mejor seguridad y para que lleve a cabo las reformas necesarias en el sector de seguridad y defensa. El PAC contiene más de 40 áreas en las que la OTAN apoyará las reformas llevadas a cabo por el gobierno ucraniano. También se establece que la Alianza continuará su asesoramiento en seguridad y defensa, para conseguir mayor “interoperabilidad” con la OTAN. En este sentido, el Secretario General, ha manifestado que la potencial cooperación entre Kiev y la Alianza debe incluir también capacidades contra los IED (8) y la guerra híbrida.
La posible incorporación de países aspirantes, que incluyen Georgia, Antigua República Yugoslava de Macedonia y Bosnia y Herzegovina, también ha sido tratada durante la cumbre. Esta incorporación, daría al traste con el esquema de seguridad ruso, basado en una suerte de anillos de seguridad concéntricos conformados por las antiguas repúblicas ex-soviéticas. Especialmente delicado sería en el caso de Georgia, cuya eventual adhesión a la OTAN podría ser considerado como casus belli según se desprende de la estrategia de seguridad rusa (9).
Además, en la declaración conjunta se muestra, una vez más, la firmeza frente a Rusia, reforzando la Alianza su flanco noroeste con el despliegue de 4 Grupos Tácticos, uno en cada país báltico y otro más en Polonia, con capacidad para operar de forma conjunta con las unidades de esas naciones y cuya presencia irá rotando entre diferentes aliados. Asimismo, también se ha aprobado desplegar una brigada multinacional en Rumania para reforzar la presencia disuasoria de la OTAN en el flanco suroriental europeo.

Reacciones de Rusia ante la cumbre
Las reacciones de Moscú a la Cumbre se encuentran en la línea de la exterior del Kremlin respecto de la OTAN, si bien la respuesta ha sido más vehemente que en otras ocasiones.
Tras los acuerdos adoptados, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa hizo pública una nota informativa con los comentarios de la portavoz del MAE de Rusia, María Zajarova, sobre la cumbre (10). En ella, se identifica un “desequilibrio abismal” entre el trabajo para reforzar los flancos de la organización y la escalada sin precedentes del peligro terrorista procedente de las regiones meridionales, que demostraría la “cada vez más obvia ruptura entre la del bloque y las necesidades reales de proteger y garantizar la seguridad de los ciudadanos de los Estados miembros de la OTAN […]. En contra de los intereses objetivos de mantener la paz y la estabilidad en Europa, en lugar de compaginar el potencial de todos los actores internacionales responsables para hacer frente a un peligro real, y no imaginario, concentra sus fuerzas en contener una inexistente amenaza desde el Este”.
Asimismo, denuncia los intentos de “demonizar” a Rusia, desviando la atención del “papel destructivo” de la Alianza, mientras “se ignoran conscientemente las consecuencias negativas y los riesgos a largo plazo para todo el sistema de seguridad euroatlántico que se derivan a las acciones emprendidas por Washington y Bruselas para modificar el equilibrio de fuerzas, en particular la realización forzada de los planes de la defensa antimisiles de EEUU/OTAN en Europa”.
Por último, concluyó, que Rusia esperaba detalladas explicaciones por parte de los representantes de la Alianza sobre el refuerzo de la OTAN en todos los ámbitos, durante la reunión del Consejo Rusia-OTAN a nivel de los representantes permanentes, celebrada el 13 de julio (11).
En esta línea, la agencia estatal de noticias rusa RT, se hizo eco del artículo de la National Interest (12), que ha llegado a calificar la cumbre de “teatro absurdo” (13) y que tilda de “barata” la protección que el despliegue dispensaría a los ciudadanos de la Alianza en el este de Europa y el Báltico. Esta vehemencia y deslegitimación del concepto de seguridad colectiva de la Alianza, especialmente cuando implica a los antiguos miembros del extinto Pacto de Varsovia -ahora de la OTAN-, es una constante desde la ampliación en 2002.
ConclusionesLa firmeza, aunque relativa, es la solución que ha encontrado la OTAN frente a Rusia. Es esta una realidad compleja, pues la Alianza tiene otras muchas cuestiones que atender para las que Rusia puede llegar a ser un aliado, como es la lucha contra el terrorismo. Asimismo, esta realidad terrorista se beneficia, sin duda, de la falta de entendimiento entre los antiguos (y actuales) bloques.
Esta especie de reedición de la “Guerra Fría”, tampoco favorece la estabilidad de regiones como Oriente Medio, África o Asia-Pacífico. Para Rusia es más una cuestión de orgullo nacional y de afán por recuperar influencia geopolítica, mientras que la OTAN no puede, ni debe permanecer impasible ante las agresiones a Ucrania, y otras del pasado reciente como las de Georgia.
Una de las claves puede estar en la correcta implementación de los Acuerdos de Minsk, aunque la ocupación rusa de Crimea seguirá siendo un obstáculo para la normalización de las relaciones. También la tímida reactivación del Consejo OTAN-Rusia es un signo esperanzador en el entendimiento entre las partes, al que habrá que dar tiempo y continuidad.
Rusia debe abandonar su retórica agresiva y comprender que Occidente no puede pasar por alto lo ocurrido en Ucrania. Asimismo, la OTAN debe encontrar un equilibrio entre la firmeza y el diálogo, sin caer en la autocomplacencia, ni en la aceptación (sin condiciones) de la de hechos consumados que ha puesto en marcha el Kremlin.

(1) Según palabras del Secretario General, Jens Stoltenberg en 2015: «La cumbre tendrá lugar en un momento crucial para la Alianza, cuando las placas tectónicas de la seguridad euroatlántica han girado hacia el este y el sur “Estamos preparados para llevar a cabo el mayor refuerzo de nuestra defensa colectiva desde el final de la Guerra Fría”» http://www.europapress.es/internacional/noticia-otan-fija-julio-cumbre-2016-varsovia-20150522191948.html#sthash.CxRDXZhR.dpuf
(2) Disponible en http://www.seguridadinternacional.es/?q=es/content/cumbre-otan-rusia-%C2%BFha-servido-para-algo
(3) Disponible en http://www.nato.int/cps/en/natolive/events_112136.htm
(4) Disponible en http://jfcbs.nato.int/page5735825/brilliant-jump-2016
(5) Disponible en: http://www.nato.int/cps/en/natohq/official_texts_133169.htm?selectedLocale=en
(6) Disponible en: http://www.nato.int/cps/en/natohq/official_texts_133173.htm?selectedLocale=en
(7) Disponible en: http://www.defensenews.com/story/defense/omr/roadtowarsaw/2016/07/09/nato-approves-assistance-package-ukraine-condemns-russian-aggression/86897150/
(8) Improvised Explosives Devices, Artefactos Explosivos Improvisados.
(9) Disponible en: http://gees.org/articulos/la-union-europea-y-la-crisis-en-ucrania
(10) Disponible enhttp://www.mid.ru/es/foreign_policy/news/-/asset_publisher/cKNonkJE02Bw/content/id/2350611
(11) Nota informativa del Secretario General tras la celebración de la reunión del Consejo OTAN-Rusia:http://www.nato.int/cps/en/natohq/news_134100.htm?selectedLocale=en (12) Disponible en http://nationalinterest.org/blog/the-skeptics/warsaw-natos-theater-the-absurd-16892 (13) Disponible en https://actualidad.rt.com/actualidad/212725-cumbre-otan-teatro-absurdo

  • OTAN
  • rusia
  • seguridad
  • ucrania
  • Cumbre Varsovia 2016
  • Guerra Fría
  • terrorismo
  • Siria
  • Medio Oriente

Acerca de Kosmos-Polis

Es una asociación sin ánimo de lucro (Ley Orgánica 1/2002) registrada en el Ministerio del Interior y dedicada a la investigación y divulgación de la ciencia política, historia, relaciones internacionales y análisis político

Compruebe también

El Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión: Incongruencias de sus "beneficios" entre EEUU-UE

Desde la creación de la Organización Mundial de Comercio, en la década de los 80, …